310 familias legalizan predios y reciben escrituras en Santa Ana

Con los rostros alegres y ansiosos, 310 pequeños agricultores y sus familias recibieron las escrituras públicas que los acreditan como propietarios de sus predios, durante un acto masivo realizado en el cantón Santa Ana, provincia de Manabí.

 

El Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP) continúa así con la entrega de escrituras públicas en las provincias de Manabí y Santo Domingo de los Tsáchilas, a través del Proyecto Unificado de Acceso a Tierras y Legalización Masiva en el Territorio Ecuatoriano.

 

El evento se desarrolló en el parque Eloy Alfaro de Santa Ana, hasta donde llegaron los agricultores beneficiados desde los diferentes sectores y parroquias rurales del cantón, y contó con la presencia de autoridades provinciales y locales.

 

“Por primera vez tenemos una escritura; no sabíamos qué era una escritura”, dijo el agricultor Santos Meza, quien llegó desde la comuna Río Plátano, de la parroquia La Unión, y agradeció a nombre de los beneficiados.

 

Agregó que “en 50 años de vida es la primera vez que un Gobierno se ha acordado de los pobres, se ha acordado del campesino, de nosotros que diariamente aramos la tierra para alimentar a las grandes ciudades”.

 

El coordinador zonal 4 del MAGAP, Xavier Valencia Zambrano, destacó que con la entrega de la escritura se abre una ventana para los agricultores y propietarios que le permite recibir los beneficios del Estado, derechos que tuvieron postergados por más de 40 o 50 años.

 

Son más de 8 mil escrituras las que han sido entregadas en Manabí entre el 2014 y este 2015. “Y lo fundamental de todo esto, además de los beneficios del Estado, acceso a créditos y poder construir sus casas, lo más importante es la estructura familiar y el legado que le dejan a los hijos y nietos como parte de un patrimonio”, dijo.

 

La Gobernadora de Manabí, Susana Dueñas, dijo que con este Gobierno se recupera la legitimidad a la tierra y ahora los agricultores ya tienen sus escrituras, que es uno de tantos derechos a los que tienen acceso ahora.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *