EL BDE APRUEBA CRÉDITOS POR MÁS DE USD 600 MIL DÓLARES  PARA OBRAS DE PREVENCIÓN DE RIESGO EN JIPIJAPA Y TOSAGUA

El Banco de Desarrollo del Ecuador B.P. sucursal Portoviejo y los GAD municipales de Jipijapa y Tosagua suscribieron importantes convenios de financiamientos para la construcción de tres obras de prevención y mitigación de riesgos durante la época invernal, por un monto de USD 623.771, de los cuales el 50% de este valor será subsidiado por el Gobierno Nacional.

Katuska Drouet, Gerente del BDE Portoviejo; Teodoro Andrade, Alcalde de Jipijapa; y Leonardo Sánchez, Alcalde de Tosagua, firmaron dichos créditos que serán invertidos para proyectos que beneficiarán directamente a más de 1.500 habitantes de ambos cantones.

“En estos momentos difíciles que atraviesa la provincia de Manabí, estos recursos van a permitir dinamizar la economía, generando fuentes de trabajo, directa e indirectamente. El Gobierno Nacional a través del Banco de Desarrollo ha estado permanentemente trabajando en beneficio de los manabitas”, destacó Drouet.

Por su parte los alcaldes de ambos cantones destacaron la importancia del financiamiento, que servirá para solucionar los problemas que se han venido presentando. “Sin dudas que el Gobierno Nacional está bien representado por el Banco de Desarrollo”, señaló Leonardo Sánchez.

El BDE entregó a la alcaldía de Jipijapa USD 460.627, monto que servirá para la construcción de dos proyectos: el primero, contempla el encauzamiento de las aguas y protección de laderas con un muro de hormigón armado de 148 metros lineales, ubicado en el margen derecho del río Jipijapa; y el segundo, será para la construcción de la misma obra civil, pero sobre el margen izquierdo, con un muro de hormigón de 74 metros lineales; ambos muros, que tendrán una altura de 6,50 metros, servirán para estabilizar las riberas de dicho río.

De igual forma, USD 163.144 fue el valor otorgado al municipio de Tosagua por parte del Banco de Desarrollo del Ecuador. Este crédito se utilizará para construir un  muro de gaviones en el sitio Soco soco, en el río Carrizal, de la parroquia Bachillero, con el objetivo de evitar  potenciales deslaves durante el invierno.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *