INPC gradúa en Pile – Manabí a la primera promoción de tejedores del sombrerofino de paja toquilla

El Instituto Nacional de Patrimonio cultural (INPC) graduó a 20 alumnos, que se constituyen en la primera promoción del Centro de formación Artesanal Escuela Taller-Pile, unidad educativa donde se forman artesanos para que preserven y transmitan el saber ancestral del tejido del sombrero de paja toquilla, declarado por la UNESCO, Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

En un evento realizado en el Centro de Formación Artesanal Escuela taller-Pile, 20 manabitas recibieron sus certificados de Artesanos, avalados por la Junta Provincial del Artesano de Manabí. Estuvieron presentes la directora Ejecutiva del INPC, Lucía Chiriboga; Susana Dueñas, Gobernadora de Manabí; Karina Arteaga, Coordinadora Zonal INPC; Birmark Andrade, Gerente de Refinería del Pacífico entre otras autoridades.

“Hoy ustedes nos brindan un nuevo motivo para seguir construyendo la patria que hemos soñado, desde 1700 nos han mostrado el trabajo de sus manos, y son ustedes también quienes pusieron el contingente valioso de la Revolución Ciudadana liderada por el General Eloy Alfaro Delgado” mencionó Dueñas.

El Centro de Formación Artesanal Escuela Taller-Pile fue creado hace dos años en la comunidad de Pile-Manabí, se escogió este lugar debido a que habitan viejos tejedores y tejedoras que ha conservado ese saber que, según investigaciones, tiene orígenes en culturas prehispánicas que poblaron los territorios de lo que hoy es la provincia de Manabí.

El Instituto Nacional de Patrimonio Cultural con el soporte financiero de la Refinería del Pacífico construyó en Pile una edificación para que opere el Centro de Formación Artesanal Escuela Taller-Pile. El INPC estuvo a cargo del pensum de estudios que recibieron 20 pobladores manabitas, primó la transmisión de conocimientos y sabiduría de tejedores y tejedoras que heredaron ese arte de sus familias.

Los estudiantes además de aprender la técnica del tejido del sombrero de paja toquilla, fueron capacitados para que realicen sus propios emprendimientos de comercialización, pues uno de los principales problemas que enfrentan los artesanos es la intermediación en la venta de los sombreros, productos valorados en todo el mundo.

Con este proyecto el INPC busca preservar el tejido del sombrero de paja toquilla que es considerado un arte, una labor netamente manual que no emplea más herramientas que las manos de los tejedores, cualidad que fue tomada en cuenta por la UNESCO que declaró Patrimonio Inmaterial de la Humanidad el 5 de diciembre de 2012.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *