La moderna vía Colimes-Olmedo es otra muestra del nuevo país

Después de décadas de soportar un camino polvoriento y lodoso, los habitantes del norte de Guayas se benefician de la flamante carretera Colimes-Olmedo, de 35,4 Km de longitud.

Esta mañana, autoridades del Gobierno, encabezadas por el Presidente de la República, Rafael Correa, recorrieron un tramo de esta ruta para inaugurarla oficialmente. En esta obra se invirtieron 28 millones de dólares y se perfila como una ruta alterna de conexión para Guayas y Manabí, impulsando la integración, el intercambio y el desarrollo de estas dos provincias hermanas.

Aquí está una buena muestra que compara el nuevo país con el viejo país, destacó el Mandatario, quien acotó que se ha avanzado mucho.

“Esta obra se ha esperado por mucho tiempo”, explicó y, agregó que hace treinta años era toda una aventura llegar hasta Olmedo y el trayecto podía demorar cinco o seis horas. Ahora está vía permite que el traslado se haga en cuarenta minutos.

Y es que la moderna vía, de dos carriles y 11 metros de ancho, reemplaza a un camino inseguro que por décadas sirvió de conexión a los campesinos de las localidades de Colimes (Guayas) y Olmedo (Manabí) para sacar su producción a los principales centros de distribución del país.

El contrato de construcción  incluyó también la construcción de acceso de 1,5 km al recinto El Limón, del cantón Olmedo.

Además, el Ministerio de Transporte y Obras Públicas, contempló para los próximos cuatro años el mantenimiento por niveles de servicio en toda esta arteria vial.

Esta autovía cuenta con completa señalización, barandas de protección y tachas reflectivas para beneficio de los conductores nocturnos. Además, la obra contempla un acceso de 1,5 kilómetros y un puente al recinto El Limón, donde está ubicado un Centro de Salud.

El Ministerio de Transporte  estima que con esta carretera se benefician directamente más de 33 mil habitantes directos de las zonas rurales y unos cinco millones de usuarios, que tendrán una nueva conexión entras las provincias del litoral.

“Esta es la mejor herencia que podemos dejar a nuestros hijos”, reflexionó el Presidente, advirtiendo que lamentablemente algunos quieren volver al pasado con sus pretensiones de cotizar al país.

“Cuidado los de siempre quieren dañar nuestras carreteras”, explicó, instando a rechazar dichos intentos de quienes no tienen apoyo popular, legalidad ni legitimidad en sus supuestos reclamos.

El ministro de Transporte y Obras Públicas, Walter Solis, aseguró que las obras como esta rechazan con hechos las pretensiones de la oposición que pretende volver al pasado.

Acudieron al evento los prefectos de Guayas y Manabí, Jimmy Jairala y Mariano Zambrano, respectivamente; el gobernador del Guayas, Julio César Quiñonez; Arturo Zambrano, alcalde de Colimes; Jacinto Zamora, alcalde de Olmedo, entre otras autoridades.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *