La solidaridad y el trabajo comprometido continúan en las zonas afectadas por el terremoto

La colaboración y solidaridad tras el terremoto continúa. Desde distintas partes del país y en diversos horarios arriban automotores cargados con alimentos, agua, vestimenta, artículos de aseo personal, entre otras ayudas para los afectados del terremoto.

Hasta el momento se contabiliza que 25.000 raciones alimenticias que se distribuyeron desde Bahía de Caráquez. Según las estimaciones realizadas por el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (Magap), la raciones se distribuyeron de la siguiente forma: 25.184 raciones alimenticias, 19.822 galones de agua, 3.232 prendas de vestir, 1.497 kits para bebés y 3.102 kits de aseo personal, entre el 22 de abril y 5 de mayo.

En ese tiempo se distribuyeron, además, 5.356 artículos distintos para la asistencia humanitaria de quienes habitan en los sectores San Isidro, Charapotó, Bahía de Caráquez y Leonidas Plaza. Hay 21 refugios o albergues temporales entre las zonas afectadas.

Por otra parte, la asistencia pública continúa hacia una reactivación productiva y mejoramiento de condiciones de vida de los damnificados. La actividad comercial se retoma de a poco y la población se muestra más optimista para iniciar una nueva etapa, son algunas de las características que se percibe tras las acciones gubernamentales.

Finalmente, el Magap informó acerca un espacio más amplio en un terreno municipal de 2,2 hectáreas, donde se construye un campamento, detrás de la terminal terrestre donde opera el centro de acopio de Bahía. /AD El Ciudadano.

 


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *