Lo más importante es servir a nuestra comunidad, los riesgos pasan a segundo plano

Ante la fuerte lluvia registrada la noche del domingo 10 y madrugada del lunes 11 de abril, varios cantones de la provincia de Manabí se vieron afectados por el desbordamiento de ríos, que produjeron inundaciones.

La Policía Nacional implementó un dispositivo preventivo para auxiliar a las personas damnificadas y brindarles seguridad, ya que electrodomésticos y bienes tuvieron que ser retirados de las viviendas, por el elevado nivel del agua.

Algunos de los sitios en lo que intervino el personal policial fueron las parroquias Calderón, Alajuela y San Plácido de Portoviejo, lugares que resultaron con graves problemas. Ahí estuvo el personal del Grupo de Intervención y Rescate (GIR), Grupo de Operaciones Especiales (GOE), Grupo Especial Móvil Antinarcóticos (GEMA), Servicio Urbano, aspirantes de las Escuelas de Formación Policial, sin descuidar el sistema de vigilancia en la ciudad.

Liderazgo policial

El operativo estuvo liderado por el coronel Fernando Vallejo, comandante de la subzona Manabí, quien junto a oficiales, clases y policías no dudaron ni un segundo para introducirse en el agua que les llegaba a la altura del cuello, y comenzar a evacuar a personas que no podían hacerlo por si solas, acción heroica que beneficio a cientos de ciudadanos.

A los funcionarios policiales no les importó mojar sus uniformes ni siquiera pensaron en el riesgo que corrían al estar expuestos, lo único que procuraban era ayudar a los demás en estas adversidades.

“Gracias a Dios no se ha reportado ninguna muerte producto de estas inundaciones. Hemos asistido a un sinnúmero de personas con discapacidad, tercera edad y niños, que debido a su condición no podían evacuar de sus hogares. La rápida y oportuna intervención policial, con extraordinarios compañeros en todos los grados, hombres y mujeres, fue el éxito de esta operación”, mencionó el coronel Vallejo.

Intervenir y ayudar

Para algunos puede ser extraño que un comandante se haya metido al agua a rescatar a ciudadanos, para él es algo común, debido a que en sus 29 años de servicio policial ha tenido que enfrentar situaciones adversas, donde siempre ha estado a la cabeza, dando el ejemplo a sus subalternos.

“Me acuerdo cuando estuve en el sector El Guabo en la provincia de El Oro, tuvimos que rescatar a varias personas, más allá de las condiciones, el tipo de terreno, la disponibilidad logística para ese entonces no era la más adecuada; sin embargo igual hemos tenido que intervenir y ayudar como lo seguiremos haciendo”, recalcó el uniformado.

A las 22h00 de este lunes 11 de abril, el comandante junto a sus compañeros, lograron evacuar a dos personas de 80 años de edad aproximadamente, dos adultos y dos menores de edad quienes estaban, en el sitio El Tomatal. “Fue complicado por la hora, las situaciones del terreno, el nivel del agua había aumentado bastante pero los pudimos sacar y cerca de las 23h00 los dejamos en los albergues en Ríochico y los pusimos a buen recaudo, eso nos reconforta”, comentó el jefe policial.

Seres humanos

El coronel Vallejo recalcó que más allá de ser parte del Estado y pertenecer a una noble Institución como lo es la Policía Nacional, cuyo rol es ayudar a las personas, está la condición de seres humanos, por eso considera que era su obligación y la seguirá cumpliendo. “Son factores adversos, situaciones de riesgo que se pueden presentar pero lo más importante es servir a nuestra comunidad y los riesgos pasan a segundo plano”, agregó.

Para el comandante, contribuir y fortalecer la seguridad ciudadana, y la convivencia pacífica en este territorio se  debe al compromiso que tienen las y los servidores policiales de todos los servicios en la subzona Manabí, también el liderazgo del coronel Pablo Aguirre, comandante de la zona 4, el apoyo incondicional del general Ramiro Mantilla, director General de Operaciones, del supervisor general Edmundo Moncayo, general Diego Mejía, comandante General, y el respaldo político.

Este martes 12 de abril, las evacuaciones continúan ante otro desbordamiento, en el sector Puerto Loor del cantón Rocafuerte, y los uniformados permanecen en su tarea de ayudar a quienes lo necesitan. /Redacción Manabí.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *