MÁS DE 70 MIL PERSONAS EVACUARON EN EL SIMULACRO POR TSUNAMI EN LAS PROVINCIAS DE MANABÍ Y ESMERALDAS

A las 09:14 de la mañana, el sonido de las sirenas del Sistema de Alera Temprana (SAT), alertó a la población de Esmeraldas y Manabí sobre la presencia de un posible Tsunami en las costas del Ecuador; así inició el simulacro de evacuación en estas dos provincias costeras.

La Ministra de Gestión de Riesgos, Susana Dueñas decretó alerta roja y se procedió a la evacuación con la finalidad de medir los tiempos de arribo a cada una de las zonas seguras y la activación del SAT Sistema de Alerta Temprana, de acuerdo a los protocolos y medios establecidos.

Aproximadamente el ejercicio concentró a 70 mil personas en las dos provincias. Unas 40 mil participaron en Esmeraldas; mientras en Manabí 29 mil habitantes entre estudiantes y pobladores de las localidades costeras.

Autoridades locales y nacionales se dieron cita en los centros ECU 911 Esmeraldas y ECU911 Portoviejo, donde se instaló el COE para gestionar el simulacro. En este espacio el Ministro Coordinador de Seguridad César Navas señaló la importancia de estos ejercicios para preparar a la ciudadanía frente a eventos adversos y anunció que se cumplirán simulacros de manera mensual en cada cantón del perfil costero con el fin de educar a la población, corregir errores, mejorar tiempos de respuesta y probar los sistemas técnicos constantemente.

Por otro lado la Ministra de Riesgos Susana Dueñas subrayó que  se tuvo un “simulacro exitoso” con el ejercicio de evacuación de los habitantes hacia los puntos seguros y que estas prácticas permitirán que la población conozca el procedimiento a seguir frente a un evento adverso.

El gobierno nacional – a través de la Ley de Solidaridad – invirtió más de 10 millones de dólares en la ejecución del proyecto SAT que contempló la instalación de 93 sirenas: 36 en Esmeraldas y 57 en Manabí. Se instaló además señaléticas en 90 puntos de encuentro, 442 señaléticas en rutas de evacuación y 66 luminarias solares.

La gestión de prevención se reforzó a partir del sismo registrado el 16 de abril y que golpeó varios cantones de Manabí y Esmeraldas. En estos ejercicios de prevención y apoyados con tecnología en cuanto a registro, monitoreo, alarma y reacción; la población costera en Ecuador está más segura y más preparada.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *