Operación Zeus desarticuló presunta red delictiva dedicada a múltiples delitos, en tres provincias del país

Tres meses de investigaciones realizó la Policía Nacional, a través de la Dirección General de Inteligencia (DGI), para neutralizar y desarticular a un supuesto grupo delictivo dedicado a cometer robos a domicilios, a personas, dotación de armas a grupos delictivos, extorsión y otros delitos.

Las operaciones básicas y especializadas de inteligencia permitieron identificar a la supuesta estructura delincuencial. Luego de seguimientos y vigilancias, la madrugada de este jueves 10 de marzo, alrededor de 200 servidores policiales de la DGI, Grupo de Intervención y Rescate (GIR), Centro Regional de Adiestramiento Canino (CRAC), Policía Judicial, Unidad de Criminalística, en coordinación con la Fiscalía, ejecutaron la ‘Operación Zeus’, denominada ‘Pasos’ 55, 56 y 57, a fin de consolidar la seguridad ciudadana dentro del territorio nacional.

Como resultado se obtuvo la detención de 15 personas (entre ellos cuatro policías en servicio activo) y la incautación de 2 escopetas mosberg, 1 carabina, 1 pistola glock 9 milímetros, 1 revolver calibre 22, 2 ballestas, 1 fusil de aire comprimido,  1 equipo de visión nocturna, 22 mil dólares en efectivo, 2 chalecos antibalas, armas cortopunzantes, 4 vehículos, 30 celulares, 1 computadora portátil y municiones de varios calibres. El operativo se desarrolló en Quito, Guayaquil, Santo Domingo de los Tsáchilas y en los cantones manabitas Olmedo, Portoviejo, Paján, Montecristi y Manta.

Modus Operandi

José Serrano, ministro del Interior, en declaraciones a la prensa, dijo que la presunta organización tenía su campo de acción en las provincias de Manabí, Guayas y Pichincha. También que el presunto líder sería Diego Armando B.B., policía en servicio activo que laboraba en Quito.

“A través de la información que manejaba el cabo, los integrantes de este grupo antisocial, asaltaban domicilios, después llegaba el uniformado y les decía a las víctimas  que no denuncien el hecho, porque la banda es muy peligrosa. Es una vergüenza para la institución, pero el trabajo que ha hecho la DGI, el GIR y el distrito Manta es importante, porque nos permitió terminar con esta estructura”, indicó Serrano.

El funcionario de Estado recordó que esta investigación no nació de una instancia externa, sino que desde la propia Policía Nacional, continuando con el proceso de autodepuración. “Estas bandas definitivamente tienen que acabarse en el país, no vamos a permitir que un solo miembro más de la Policía esté involucrado en estas estructuras. En los próximos días desvincularemos a 35 miembros policiales. El gran objetivo es tener una de las mejores Policías de América y el mundo”, acotó el Ministro.

 

Transparencia

Por su parte, el general Ramiro Mantilla, director General de Operaciones, manifestó que la institución policial se caracteriza por su transparencia y que no va a permitir que malos elementos dañen el prestigio de la Policía Nacional.

“Estamos en el proceso investigativo y los detenidos serán vinculados en varios hechos que están denunciados en la Policía Judicial. La ciudadanía de Manta, Manabí y el país debe saber que hay un trabajo articulado con todas las unidades de la Policía y vamos a mejorar los niveles de seguridad”, sostuvo.

El coronel Mauro Vargas, comandante del distrito Manta, expresó que la investigación inició luego del asalto y robo a una persona cuando salía de un centro de tolerancia, ubicado en el distrito. El hecho ocurrió hace tres meses y en ese entonces se detuvo a uno de los principales miembros de la red delictiva.

“En las investigaciones se detectó la posible participación de elementos policiales, quienes supuestamente otorgaban información a los delincuentes. Tenemos un protocolo, en el que en 24 horas desvinculamos a policías que estén relacionados con estas organizaciones ilícitas”, finalizó. /Redacción Manabí.

 


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *