Policía Nacional participa en simulacro de emergencia por interferencia ilícita, en Manta

90 uniformados de varias unidades especializadas de la Policía Nacional, fueron parte de la liberación de rehenes y captura de secuestradores, en un avión. Esto como parte de un ejercicio organizado por la Dirección General de Aviación Civil.

El evento se realizó a las 08h30 de este miércoles 30 de septiembre, en el aeropuerto internacional General Eloy Alfaro de Manta. El simulacro inició en el momento que varios sujetos se tomaron un avión de la compañía ficticia Delfín Airlines, manteniendo como rehenes alrededor de 70 personas.

De inmediato, el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) se reunió para coordinar las acciones y dar respuestas ante el hecho adverso, así mismo, se aplicaron todas las medidas de seguridad.

Las Fuerzas Armadas implementó un cordón de seguridad alrededor del avión, mientras que los elementos de Servicio Urbano lo hicieron, al interior de la terminal aérea. Un equipo de la Unidad Antisecuestro y Extorsión (Unase) llegó hasta el sitio del hecho, con la finalidad de negociar la liberación de los pasajeros.

En el diálogo, los secuestradores exigían la liberación de su máximo líder, quien se encuentra recluido en el centro carcelario ‘La Roca’, también solicitaban la suma de cinco millones de dólares y un helicóptero, para poder darse a la fuga.

Intervención

El personal del Grupo de Intervención y Rescate (GIR) se hizo presente en la zona del delito, con su equipo antiexplosivo, expertos tiradores, y de reacción inmediata. Colaboraron en otorgar un teléfono a los secuestradores para que la negociación sea más personalizada con los elementos de la Unase y además rescataron a un rehén, quien estaba herido.

Luego, en vista de que los terroristas no cedían por medio de la conversación, 20 integrantes del GIR realizaron la detonación de un dispositivo distractor, e intervinieron tácticamente en la aeronave, capturando a los secuestradores y liberando a los rehenes.

El sargento Fausto Díaz, encargado del área de alistamiento operacional del GIR, explicó, a quienes presenciaron el rescate, todos los detalles tácticos que ejecutaron sus compañeros en el momento de la intervención.

Planificación

El coronel Marcelo Serrano, director de seguridad de la Aviación Civil, dijo que la planificación del ejercicio inició hace 120 días. “El objetivo del evento fue cumplir normativas nacionales e internacionales con respecto a los actos que puedan comprometer la seguridad y medir la capacidad de los organismos internos del aeropuerto y externos”, mencionó.

Representantes de la Gobernación de Manabí, Alcaldía de Manta, Ministerio de Salud Pública, Servicio de Apoyo Migratorio, Servicio Integrado de Seguridad Ecu911, Secretaria de Gestión de Riesgos, Cuerpo de Bomberos, la Fiscalía General del Estado, entre otras instituciones, también fueron parte del simulacro.

Profesionalismo

El coronel Mauro Vargas, comandante del distrito Manta, mencionó que este es un trabajo importante para estar preparados para un evento que puede traer problemas serios. “Esta interferencia ilícita en aeropuertos no  la hemos tenido aquí en el país, pero en cualquier momento puede suceder. Lo fundamental es nuestra participación proactiva como Policía Nacional y la comunicación entre las entidades encargadas del orden y de la seguridad”, afirmó el jefe policial.

Vargas resaltó el cumplimiento de la misión de cada Unidad, en particular la Unase para la negociación y el GIR para la incursión. “Esto nos da un posicionamiento fuerte por el profesionalismo y la capacidad de reacción de nuestras unidades”, acotó el uniformado.

Un grupo de estudiantes de la extensión de la Universidad Católica del Ecuador caracterizó a los pasajeros, mientras que el actor Héctor Garzón fue uno de los secuestradores. Él manifestó que el año anterior fue parte de un simulacro parecido, organizado por el GIR. “Estos actos sirven para fortalecer la seguridad nacional. Estamos viendo que las instituciones antes eran represivas y en cambio ahora son proactivas en beneficio de la ciudadanía, y eso es positivo”, agregó.

Las autoridades y organismos se reunieron para realizar un análisis profundo, donde se socializaron las falencias y fortalezas que se tienen para neutralizar estas situaciones de crisis.  El Centro Regional de Adiestramiento Canino (CRAC) verificó las instalaciones del aeropuerto para determinar que ningún espacio esté contaminado con sustancias sujetas a fiscalización y poder reabrir su normal funcionamiento.

Redacción Manabí – MInisterio del interior.

 


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *