Presencia de corrientes de resaca en la Costa Ecuatoriana

El Instituto Oceanográfico de la Armada comunica a la ciudadanía que por las características de las olas que actualmente arriban a nuestras costas, existen mayores probabilidades de que se formen las corrientes de resaca o retornos, las cuales suelen ser las principales causantes de los ahogamientos en las playas.

Las corrientes de resaca se pueden presentar cerca de cualquier zona costera, donde existan olas rompientes. Se producen cuando el agua que llega a la playa regresa mar adentro como un flujo de corriente de gran velocidad y por la acción erosiva del oleaje se abren los bancos de arena paralelos a las playas, creándose largos canales de retorno perpendiculares a la costa. Por este canal, el agua retorna con fuerza y puede arrastrar a bañistas mar adentro. Usualmente, los ductos que se forman tienen entre 15 y 30 metros de ancho y el flujo de agua de retorno puede tener una velocidad de hasta 2.5 m/s, que es más rápido a la de un nadador olímpico.

Se recomienda tomar las siguientes previsiones ante la posible ocurrencia de estas corrientes:

• Observar la zona de rompiente: Con corriente de resaca (mar casi calmado) y las zonas adyacentes (olas rompiendo y con espuma blanca).
• Observar el color de agua: En las corrientes de resaca, el agua suele tener una coloración diferente debido a que transportan más arena u otros materiales.
• Observar la playa durante la marea baja y estar alertas: Cuando se observen hundimientos en forma de canales perpendiculares a la playa, debido a que es muy probable que se formen corrientes de resaca durante la marea alta.
• Si existe alerta de resaca o mar agitado: Permanecer en la playa o ingresar al mar, solamente hasta que el agua llegue a las rodillas, solo así tendrá tiempo de reaccionar, en caso de una corriente de resaca.
• Si alguien está atrapado en una corriente de resaca: Lánzale un artefacto de flotación, grítale recomendaciones y llama a emergencia. Si eres la única posibilidad de auxilio, solamente ingresa al agua si eres un buen nadador y conoces cómo escapar de la corriente.
• En caso de estar en una corriente de resaca: Mantener la calma y NO nadar hacia la orilla, estaríamos nadando contracorriente. Nadar paralelo a la playa y cuando ya no sienta la fuerza de la corriente de resaca, volver a la playa en forma inclinada.Solo en caso de que seas un buen nadador y puedas mantenerte flotando, dejar que la corriente te lleve hasta el inicio de la misma, mar adentro, y luego nadar en forma inclinada hacia la orilla. Recordar siempre que el peligro real, no es caer en una resaca, sino la reacción de las personas de nadar contra la corriente y en consecuencia ahogarse por el agotamiento.

FUENTE: CAPITANÍA DE MANTA


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *