TRILOGÍA DE SEGURIDAD TRABAJA EN PREVENCIÓN DE DROGAS, EN INSTITUCIONES EDUCATIVAS DE MANABÍ

Las unidades y servicios de la Policía Nacional realizan trabajo preventivo para evitar el expendio y consumo de drogas, en el interior y exteriores de las instituciones educativas. Aquella labor es coordinada con autoridades y la ciudadanía.

Los uniformados están presente a la hora del ingreso y salida de los estudiantes. De igual forma trabajan en programas comunitarios como lo es ‘Escuela Segura’, que tiene como objetivo que los estudiantes ayuden a verificar y controlar que sus planteles estén libres de estupefacientes.

Los agentes antinarcóticos efectúan seguimientos y labores de inteligencia para identificar y ubicar a presuntos expendedores para ponerlos a órdenes de la autoridad competente.

Asambleas Comunitarias

También se llevan a cabo asambleas comunitarias. Una de ellas se realizó la mañana de este viernes 16 de septiembre, en la institución educativa Aníbal San Andrés del cantón Jaramijó para analizar y sensibilizar sobre esta problemática.

El evento, organizado por la Policía Comunitaria que labora en el cantón, contó con la participación de 150 padres de familia, representantes del Ministerio del Interior, Gobierno Autónomo Descentralizado (GAD) cantonal, autoridades de educación y Policía Nacional.

Agentes de la Dirección Nacional de Policía Especializada para Niños, Niñas y Adolescentes (Dinapen) facilitaron una charla sobre los derechos y obligaciones de los menores de edad.

Mercedes Brito, gestora de seguridad del Ministerio del Interior, mencionó que existe una lucha permanente contra el microtráfico. “Están envenenando a nuestros hijos y no puede ser posible que con el sufrimiento de las familias, otros se estén enriqueciendo. Eso no lo podemos permitir, los padres de familia deben perder el miedo y denunciar de forma reservada”, agregó.

Compromisos

En el encuentro, los compromisos policiales fueron reforzar el patrullaje preventivo, brindar capacitaciones del uso y abuso de drogas dirigido a estudiantes y padres de familia, facilitar charlas de la Dinapen, en cuanto a los derechos y obligaciones de niños, niñas y adolescentes; y que el personal de antinarcóticos profundice su trabajo de inteligencia.

“La seguridad ciudadana y el cuidado de nuestros niños no es una responsabilidad única de la Policía Nacional, sino que de todos los ciudadanos, por eso es que en la Asamblea Comunitaria he pedido el compromiso de los padres de familia, para que ejerzan el control sobre sus hijos, que sepan siempre donde están, qué hacen y con quién están, eso ayudará a que no caigan en el consumo de estas sustancias”, manifestó el mayor Jonny Agama, jefe de la Policía Comunitaria del distrito Manta.

Todos contra el microtráfico

Los padres de familia expresaron sus interrogantes y sugerencias, las cuales fueron despejadas y bien recibidas por quienes estaban en la mesa directiva. A la vez, agradecieron la preocupación que existe por parte de las autoridades y han tenido la iniciativa de armar este equipo de trabajo para enfrentar los riesgos.

Carlos Carrión, padre de familia, expresó que esta relación entre Policía Nacional, autoridades y ciudadanía es muy importante, ya que es la única forma para poder evitar que los hijos caigan en este problema. “Esto va a redundar en beneficio de la familia, ciudadanía, sobretodo de nuestros hijos, que son los más propensos a caer en estos vicios”, sostuvo.

Cecibel Párraga, madre de familia, afirmó que es una necesidad imperiosa el precautelar la integridad de los estudiantes, porque ellos no son el futuro sino el presente y es ahora donde hay que despertar y apoyarlos para contralar esta situación.

“Como padres tenemos el compromiso de estar pendientes de ellos, dialogar e inculcarles el deporte, el arte o los que a ellos les guste. Nuestros hijos tienen un don maravilloso que Dios les ha dado”, manifestó. /Redacción Manabí.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *