248 recién nacidos se han beneficiado por el Banco de Leche Materna del Hospital Verdi Cevallos  

Luego de someterse a un cesárea, Gloria Pérez Solórzano tuvo a su pequeño Andrés, al despertar de la anestesia intentó alimentar a su bebé con su leche materna, este proceso no pudo desarrollarse debido a que el niño no quiso tomar la misma.

Después de esta experiencia Gloria comenta que se sintió frustrada, y pese a la felicidad de tener a su hijo con ella, la entristeció no poder amamantarlo como ella lo planificó.

Ante la negativa de su hijo de recibir la leche materna no tuvo otra opción que darle leche de fórmula para que su pequeño no sufra al no recibir alimento.

“No tuve otra alternativa que darle leche artificial de fórmula, pero mi preocupación estaba latente, conocía que en el Hospital Verdi Cevallos existe el banco de leche humana en el que hay personal capacitado para estos casos, fue mi mejor decisión, en esta casa de salud me ayudaron, me explicaron sobre técnicas de amamantamiento y mi hijo logro con estimulación, alimentarse con leche materna.” enfatizó.

Cruz Cadena, médico responsable del Banco de Leche Humana del Hospital Dr. Verdi Cevallos Balda, explica que estos casos se presentan casi a diario, y junto al personal del área trabajan dándoles consejería, técnicas y demás información necesaria para que puedan realizar este proceso.

“La leche materna es oro para nuestros hijos, es el regalo mas importante que podemos darles; aquí al banco de leche llegan muchas madres con similares inconvenientes, pero siempre existe la solución para esta situación y los bebés terminan siendo amamantados por sus madres ” manifiesta Cadena.

La especialista explicó también que existen casos con excepciones, es decir madres con alguna enfermedad o que fallecen y que es aquí donde el área brinda el alimento al bebé que lo necesita, comenta que en esas situaciones es cuando con mayor fuerza se activa el banco de leche cumpliendo con uno de los objetivos principales que es alimentar a los niños. Ella explicó que en lo que va del 2015 un total de 248 recién nacidos han recibido este tipo de ayuda.

Rafael Sebastian, es uno de los beneficiados con este banco de leche, él es un niño que nació prematuro, justo a sus 33 semanas, tuvo que ser ingresado al área de neonatología en una termocuna que debía ayudarle a cumplir el tiempo necesario para salir de peligro, ante su pronta llegada, su madre Gema Cedeño Garcia, manifestó que luego de un mes de que se hijo naciera se sintió satisfecha de poder darle de lactar.

“Luego que de cumpliera un mes desde su nacimiento, casi a sus 37 semanas, pude por fin tenerlo más cerca de mi, pude abrazarlo y tenernos piel con piel, para mi es uno de los momentos más hermosos junto a mi hijo, también creo en que la lactancia materna es la demostración más grande de amor que podemos tener con nuestros hijos” enfatiza Cedeño.

Cadena explica que el apoyo que las madres de familia que deciden donar su leche para ayudar a los bebés que lo necesitan es primordial para el mantenimiento del banco de leche. “Si no existieran las madres donadoras esta labor de salvar vidas o ayudar a que los recién nacidos logren alimentarse con leche materna no fuera posible” comentó.

Desde enero hasta el mes de agosto del 2015 según el registro del área 401 madres se acercaron a donar su leche materna para poder ayudar a los niños y niñas recién nacidas que necesitan de este alimento, en el mismo periodo se realizaron 2.247 atenciones de forma directa .

“En el banco de leche humana, ante la responsabilidad de tener en nuestras manos también la vida de los bebés, tomamos las precauciones necesarias para que la leche que se les dé, sea la más óptima y saludable, uno de los requisitos es someterse a exámenes previos”, explicó Ana Lucia González, nutricionista del hospital.

González comentó que la leche donada es procesada y pasteurizada para alimentar a los niños con necesidades especiales. Actualmente el banco cuenta con un promedio de 45 a 50 donantes que permite que se de atención a los bebés de áreas como neonatología, unidad de cuidados intensivos pediátricos y hospitalización pediátrica.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *