EN PORTOVIEJO, EL MAG PROMUEVE IMPLEMENTACIÓN DE PARCELAS DE ARROZ CON PATOS

Con el propósito de ofrecer a los pequeños arroceros alternativas productivas y de comercialización, en la comuna Las Gilces, del cantón Portoviejo, se realizó un día de campo para mostrar el Proyecto Arroz – Pato.

Este es un nuevo modelo implementado en el país por el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), y el Centro de Investigaciones, con el apoyo del Programa Mundial de Alimentos (PMA), y el Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (INIAP), en el evento además participaron representantes de la Universidad Técnica de Manabí y del Gobierno Provincial.

Andrés Luque, subsecretario de Producción Agrícola del MAG, resaltó la importancia de este proyecto, ya que no se necesita inversión en infraestructura. Destacó que el agricultor tendría dos ingresos por la venta de arroz y la de pato. “Así baje el precio del arroz, con el ingreso del pato no baja la rentabilidad”, dijo.

Agregó que hay otra ventaja: una vez que se pile el arroz el polvillo sirve como alimento para los patos, por lo que indicó que además de Manabí, existen proyectos piloto en las provincias de Guayas, Los Ríos, El Oro y próximamente en Loja. 

Indicó que próximamente iniciará un piloto con la Universidad de Babahoyo con peces (tilapia). La ventaja de la tilapia es que tiene un mercado inmediato, en cambio con el pato hay que buscar compradores o generar la demanda de consumo de esta ave.

Frank García, director Distrital del MAG en Manabí, mencionó que este proyecto inició el año anterior, para lo cual técnicos del Ministerio visitaron China para conocer la experiencia y capacitarse en la aplicación de esta tecnología sostenible. “Es importante destacar la simbiosis que se da entre el ave y el cultivo de arroz, logrando reducir significativamente el uso de agroquímicos, mejorando las condiciones del ecosistema arrocero”, expuso.

Julio Olivera, de la Subsecretaria de la Agricultura Familiar Campesina, dijo que en Manabí es el segundo proceso del arroz con pato. Expresó que es una alternativa de producción amigable con el ambiente, además de que es rentable para que los productores arroceros mejoren sus ingresos y fortalezcan sus capacidades de emprendimiento con la cría de patos.

El modelo funciona con una parcela multipropósito, en la que no solo se produce la gramínea, sino también proteína a partir de la carne y huevos de las aves, generando productos finales seguros y saludables para el consumidor. A esto se suma, la posibilidad de generar un espacio atractivo para el agroturismo, y de mejorar la calidad del arroz, ya que los patos ayudan a controlar la maleza y los insectos.

Walter Salazar, productor del sector, manifestó que el uso indiscriminado de agroquímicos ha afectado la salud de los productores, por lo que ahora la alternativa es vincular al productor para cambiar el sistema de producción, a través de las escuelas de aprendizaje.

Recordó que en septiembre del 2020 se instaló la primera parcela con excelentes resultados de producción; sin utilizar agro tóxicos el rendimiento fue de 54 quintales de arroz seco pilado, en seis mil metros cuadrados, volumen que está en el rango establecido.

Por ahora, el MAG y el INIAP trabajan en conjunto para dar a conocer a las organizaciones campesinas las ventajas de este modelo de múltiple beneficio para los productores.

Como parte de ese proceso, en el acto se entregaron los 150 patos de raza moscovita, 7 sacos de maíz molido y 200 gramos de vitaminas, que alcanza para una hectárea, en tanto que la semilla sembrada es reciclada de la parcela anterior.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *