HÉROES DE LA SALUD DEJAN HUELLAS EN MANABÍ

Desde tempranas horas de la mañana del lunes 3 hasta este miércoles 12 de octubre , decenas de personas llegaron hasta el Hospital Dr. Aníbal González de Calceta, donde gracias a las gestiones del Ministerio de Salud Pública y una fundación de médicos españoles se desarrollaron jornadas quirúrgicas de hernias, tanto para adultos como niños.

Estos médicos españoles, pertenecen a una ONG en España llamada Médicos en Acción, que junto a la Fundación Internacional de Hernias, cada año tiene la misión de ir a un país a realizar estas jornadas, en Ecuador ya han estado en otros lugares como en Orellana y Santo Domingo en los Tsáchilas, pero en Manabí fue la primer vez.

Patricia Velázquez fue la primera paciente en ingresar al quirófano, manifiesta se enteró de las jornadas quirúrgicas y decidió preguntar si el lipoma que tenía hace dos años podría ser operable, para sorpresa de ella, luego de la valoración médica, en pocos minutos ya su dolencia había desaparecido.

“Solo me acerqué a preguntar, jamás pensé que en minutos ya estaría sin el lipoma que tuve cerca de dos años, fue muy rápido, sin dolor y en poco tiempo ya estaba fuera del quirófano, feliz y agradecida por la cirugía,  totalmente gratis y bien atendida por todo el personal”, menciona

Así como ella, fueron 130 pacientes que en ocho días en que se realizaron estas jornadas se vieron beneficiados de estas cirugías, las que en su mayoría fueron lipomas, hernias inguinales y umbilicales, esto tanto en niños como adultos.

Cesar Ramírez, cirujano y coordinador de la brigada, manifestó que es la primera vez que llegan a Manabí, pero que se van satisfechos por la gran acogida que tuvieron tanto por el personal de salud como directivos y demás personas que dieron todas las facilidades para que sean un éxito estas jornadas.

“Fue en dos semanas que se preparó todo, no pensamos que nos iba a quedar todo bien por el corto tiempo que había para organizarlo, pero gracias a los directores del distrito y del hospital y al personal de salud y demás , todo ha salido bien, fue fantástica la acogida ,la gente llegaba cada día más, estuvimos muy a gusto, ha sido extraordinario todo ,el personal tuvo mucha predisposición, sin límite de horas de trabajo, sin parar las acciones, es un éxito rotundo el que sentimos, pues para nuestra fundación es un éxito operar en cada misión a 100 pacientes  y aquí hemos llegado a 130”, expresó Ramírez.

Sin escatimar esfuerzos.

Si bien es cierto, pocos fueron los días que se tuvieron  para organizar todo lo necesario para llevar a cabo estas jornadas quirúrgicas, no se escatimaron esfuerzos para poder brindar este servicio a la ciudadanía, así lo manifestó Julio Mejía, director distrital de salud de Junín – Bolívar, quien además reiteró su agradecimiento a quienes hicieron posible esto.

“Teníamos un objetivo claro que era brindar de la mejor manera este servicio a la ciudadanía,  contamos con el apoyo del personal de salud , de la brigada de médicos y personal de apoyo de la fundación, así como de otras personas entre ellas la Reina de Calceta Jennifer Zambrano, a quienes expresamos nuestro sincero agradecimiento, pues nos ayudaron en la logística y todo lo necesario para estas jornadas, nos sentimos satisfechos por la labor realizada como funcionarios del Distrito, Zona 4 y Ministerio de Salud Pública, por el beneficio brindado a la comunidad, los esfuerzos no se escatimaron y hoy tenemos extraordinarios frutos al haber tenido unas exitosas jornadas quirúrgicas”, manifestó Mejía.

 

Una nueva visita

A decir de Ramírez, la estadía en Calceta “La Sin Par”, fue una experiencia inolvidable para todo el equipo de la brigada quirúrgica, y que tienen la propuesta hacia la fundación de volver a esta zona de Manabí  el próximo año.

“Ha sido una experiencia muy buena, tanto en la parte profesional como humanística, el trato que recibimos por parte de todos fue extraordinario, tanto de pacientes, funcionarios como de la comunidad en general, todo en Calceta ha sido magnifico, nos organizaron varias actividades, nos sentimos muy acogidos, nos recibieron con mucho calor humano, muy hospitalarios como su estuviésemos en casa, a tal punto de que nos llevamos una grata experiencia, y pediremos que el próximo año volvamos a esta zona, para nosotros las expectativas de nuestra misión fueron cubiertas en un 200 por cientos”, indicó.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *