MINISTERIO DE DEFENSA CONDECORA A FUERZAS ARMADAS POR DESPLIEGUE TRAS EL TERREMOTO DE MANABÍ DE 2016

El Ministerio de Defensa Nacional condecoró este miércoles 10 de mayo de 2017, en Portoviejo, a los estandartes de las Fuerzas Armadas del Ecuador por el despliegue de ayuda y contribución de su contingente después del terremoto que afectó a Manabí el 16 de abril del año pasado.
El Ministerio “otorgó la condecoración honorífica en el Grado de Gran Cruz a los estandartes del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, Fuerza Terrestre, Fuerza Naval y Fuerza Aérea”, por la destacada y loable labor para cumplir actividades de apoyo y seguridad así como contingente logístico desplegado en las zonas del desastre ocasionadas por el terremoto de abril del año pasado.

Así reza en el Acuerdo Ministerial 142 que se hizo público durante un evento castrense en la sede del ex Aeropuerto de Portoviejo con la presencia del Ministro de Defensa Ricardo Patiño, el alto mando militar y público en general, durante una tarde con lluvia tenue.

“Aquí estamos para reconocer el valor de nuestras Fuerzas Armadas. (…) Un apoyo colectivo a las familias damnificadas. (…) Hemos estado orgullosos de compartir estas tareas de recuperación de las zonas del desastre”, expresó el Ministro de Defensa , Ricardo Patiño durante su intervención.

“Un momento de unidad nacional, de solidaridad, de trabajar en equipo en favor del desarrollo nacional”, subrayó y recordó que el Gobierno, desde 2007, implementó un gran programa de fortalecimiento de FF.AA. lo cual sirvió luego para que estén en capacidad de enfrentar la emergencia.

Personal médico de Fuerzas Armadas auxiliaron a más de 15 mil personas otros salvaron más de 100 personas atrapadas, reveló el Ministro Patiño como parte del despliegue del grupo de uniformados destinado a colaborar en la tragedia.

El Jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, Teniente General, César Merizalde, resaltó la capacidad solidaria de reacción de la comunidad ecuatoriana ante el terremoto de Manabí. Dijo que el personal militar se encargó de tareas de evaluación y valoración de la catástrofe donde la fuerza militar resultó ser la primera en tender la mano de ayuda.

Agradeció a los soldados por el despliegue desinteresado y mostró su gran satisfacción por el deber cumplido, dijo el Jefe del Comando Conjunto de FF.AA.

“Los que perdimos todo, hoy tenemos y estamos en nuestra casa” dijo Jorge Alava, ciudadano manabita, habitante de los albergues administrados por FF.AA, quien brindó un sentido agradecimiento por la ayuda recibida durante el periodo posterior a la tragedia por parte del personal militar.

 

Fuente: Ministerio de Defensa


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *