MINISTERIO DE JUSTICIA EVALUÓ LA ATENCIÓN QUE SE BRINDA EN LOS ALBERGUES DE MANABÍ EN PREVENCIÓN DE VIOLENCIA DE GÉNERO E INTRAFAMILIAR

Con la participación de los equipos técnicos de las Fundaciones que trabajan en la prevención de violencia de género e intrafamiliar en los albergues de la provincia de Manabí, el Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos, evaluó las acciones emprendidas que buscan evitar todo tipo de violencia en la población albergada tras el terremoto del pasado 16 de abril.

Myriam Alcívar Coordinadora del Plan Nacional de Erradicación de la Violencia de Género, lideró la reunión, con el objetivo de ir mejorando las prácticas de prevención para reducir los casos de violencia y que la ciudadanía tenga claridad sobre sus derechos, en especial las mujeres para no tener casos que lamentar, como por ejemplo femicidios.

“El trabajo de las compañeras es detectar las situaciones de violencia de las personas albergadas, así no se haya dado dentro del albergue. Cuando una personas ha vivido violencia sexual antes y ahora está en albergue tiene situación de vulnerabilidad”, señaló Myriam Alcívar.

Recalcó que el Plan Nacional para la erradicación de la violencia es interinstitucional, no sólo le corresponde al Ministerio de Justicia. “Aquí tenemos responsabilidades algunas instituciones: Ministerio de Salud, MIES, Educación, Consejo de la Judicatura, Fiscalía, Policía Nacional, Ministerio del Interior. Así como decimos que la violencia no tiene una sola causa, es multicausal, también las intervenciones son multidisciplinarias. Es un trabajo de Estado, Ejecutivo, Función Judicial y Asamblea Nacional”.

Los equipos técnicos de las fundaciones integradas por Psicóloga, Abogada y Trabajadora Social, que se encuentran en territorio como parte del convenio con el Ministerio de Justicia, detectan los casos y realizan una intervención integral, en la lucha por reducir el nivel de impunidad que históricamente ha existido.

“Tenemos pocos casos de femicidio o tentativa de femicidio que no se han dado dentro del albergue, pero sí de mujeres que están albergadas o de otras que no estando albergadas tuvieron algún tipo de movilidad producto del terremoto. Todos estos casos están judicializados, los Centros de Atención tienen abogadas, y como parte del apoyo integral que brindan patrocinan los casos donde hay femicidio o violencia sexual”, señaló Alcívar.

En los albergues de varios cantones Manabitas, se trabaja en prevención y sensibilización a través de capacitaciones en derechos humanos con enfoque de género, causas y efectos del ciclo de violencia, tanto a la población albergada como a los funcionarios de las instituciones públicas que brindan atención.

“Hemos detectado casos de violencia intrafamiliar, que se han arrastrado desde antes del terremoto, hay cinco mujeres con medidas de protección y estamos coordinando con la parte operativa y administrativa del albergue para que los agresores o posibles agresores no puedan ingresar”, señaló María Fernanda Yaulema, de la Fundación Nosotras con Equidad que atiende en el albergue de El Carmen y Flavio Alfaro.

“Sin el aporte que brinda el Ministerio de Justicia no sería posible la atención en prevención de violencia de género. El hecho de tener el convenio y que una parte de los recursos que se invierte en prevención lo otorgue el Ministerio es bastante considerable”, manifestó Anabel Arévalo, de CEPAM Guayaquil que atiende en los 4 albergues del cantón Jama.

María Fernanda Yaulema manifestó que las reuniones periódicas con todos los equipos de las demás Fundaciones son fructíferas porque pueden exponer el trabajo, compartir experiencias y hacer autocrítica del trabajo que realizan para mejorar la atención.

A criterio de Myriam Alcívar hay mayor conciencia de que la violencia es un delito, y mayor conciencia de los derechos de mujeres, niños, niñas y adolescentes de vivir una vida libre de violencia. Ahora la ciudadanía se anima hablar y denunciar.

Durante la reunión se planteó la necesidad de trabajar y sensibilizar a la población masculina en los albergues.

Hasta el 30 de septiembre se realizará un proceso de capacitación a otras instituciones que están dentro de los albergues para mejorar aquellas prácticas que al final terminan revictimizando o sin quererlo generando impunidad porque no refieren bien los casos, manifestó Myriam Alcívar

Dato

Las Organizaciones que atienden en los albergues de la provincia de Manabí son: Fundación Nuevos Horizontes; Creando Futuro; Movimiento de Mujeres de Jipijapa; Centro Ecuatoriano para la Promoción y Acción de la Mujer de Guayaquil; Movimiento de Mujeres del Oro; Mujeres en Acción por el Cambio de Bahía; y Nosotras con Equidad.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *