480 productores manabitas se benefician de la compra de mandarina

El Gobierno Nacional, a través del  Instituto de Provisión de Alimentos, Proalimentos, firmó el contrato de compra de 64.785 gavetas de mandarina por 479.409 dólares con pequeños productores de Manabí para la alimentación escolar.

La fruta se distribuirá en 480 unidades educativas desde julio hasta octubre del presente año, beneficiando a 143.956 niños y niñas.

En el acto, que se realizó en el salón Francisco Pacheco de la Gobernación de Manabí, Susana Dueñas, gobernadora de la provincia, resaltó el trabajo de los campesinos quienes veían desperdiciado, en años pasados, el esfuerzo de su trabajo.  “Hoy, el Gobierno de la Revolución Ciudadana mira, atiende y se conjuga con el hombre y la mujer del campo generando condiciones para que la fruta de nuestra tierra generosa llegue a los niños”.

Agregó que “más que la entrega de un producto, es la entrega del corazón del hombre del campo para los dueños del presente  y del futuro. Hoy los niños van a sentir, más que nunca, que Manabí,  la provincia del milenio, no perderá su vocación agrícola pecuaria”.

La fruta proviene de dos asociaciones y siete pequeños productores. En total, 480 familias serán las responsables de proveer de mandarina a los estudiantes de 480 unidades educativas de 14 cantones.

Geovanni Zambrano, presidente de la Asociación Mi Campo, indicó que este es un día histórico para los agricultores manabitas ya que recibieron el beneficio que esperaron durante mucho tiempo. “En el mercado los intermediarios nos pagaban como querían, ahora tenemos un precio fijo con la compra por parte del gobierno”.

Visiblemente emocionado, el representante de los productores señaló que esta iniciativa ha traído un doble beneficio, tanto para quienes labran la tierra como para los niños, quienes consumirán un alimento sano.

Los estudiantes consumirán el banano tres días a la semana como parte de la dieta compuesta por una ración de leche o colada, cereal y fruta.

Juan Carlos Acosta, director Ejecutivo de Proalimentos, mencionó que el centro de todas las políticas públicas impulsadas por el gobierno nacional son cada uno de los ecuatorianos y ecuatorianas.

Acosta fue enfático al mencionar que “atrás quedaron los años en los que se entregaban en la dieta escolar productos altamente industrializados, producidos con materias primas importadas y cuyo contenido era excesivo en grasas y azúcares lo que limitaban el adecuado desarrollo físico y cognitivo, mientras se enriquecía unos pocos”.

Agregó que gracias a la política de vincular la producción nacional, proveniente de la agricultura familiar, se dinamiza las economías locales, generando empleo y mejorando la calidad de vida de los pequeños productores.

Las 6 millones de unidades de mandarinas se acopiarán en los cantones Chone, Flavio Alfaro y Santa Ana. La compra fue dirigida a productores que poseen de una a diez hectáreas de cultivo, que cumplieron las distintas etapas administrativas del proceso de Feria Inclusiva, mecanismo de compra pública directa, sin intermediarios, cuyo objetivo es ofrecer un mercado seguro a los agricultores.

 


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *