Vía San Antonio – La Margarita – San Vicente beneficia a más de 60 mil manabitas

El presidente de la República, Rafael Correa, inauguró esta tarde la vía San Antonio-La Margarita-San Vicente, en la provincia de Manabí, parte de la red vial estatal que se conecta con los ejes E-15 y E-38, y que impulsará el desarrollo económico, turístico y productivo de la provincia.

“Aquí está la plata de nuestro petróleo, de nuestros impuestos, finalmente invertidos con manos limpias en función del bien común”, expresó el Mandatario en su discurso.

La carretera de 37,9 kilómetros tuvo una inversión de más de $37 millones. Su construcción generó 204 plazas de trabajo para operadores de equipos, choferes, entre otros.

Walter Solís, ministro de Transporte y Obras Públicas, explicó que la vía reduce el tiempo de traslado entre Chone y San Vicente, de 60 a 40 minutos. También dijo que la obra beneficia a más de 60 mil habitantes del sector.

En su discurso, Correa afirmó que existe una estrategia a nivel internacional para acabar con los gobiernos progresistas, y llamó a sus ciudadanos a defender la Revolución Ciudadana frente a los intentos desestabilizadores de la oposición.

El mandatario señaló que las acciones (desestabilizadoras) en el país no son casualidad, sino que forman parte de la articulación de una nueva derecha con una “izquierda infantil”, con la “impúdica” complicidad de medios de prensa nacional e internacional.

“Lo mismo le están haciendo a Dilma (Rousseau) en Brasil, lo mismo le hacen a Cristina (Fernández) en Argentina, lo mismo le hacen a (Nicolás) Maduro, en Venezuela; ya se lo empezaron a hacer a Evo Morales en Bolivia, e incluso, al Gran Lula (Luis Inácio), referencia de la izquierda latinoamericana y mundial, ya lo quieren involucrar en casos de corrupción”, aseveró.

Según él, estos ataques son siempre es contra gobiernos de izquierda y nunca contra los de derecha, lo cual ratifica que esta es una estrategia nacional e internacional “para parar a los gobiernos progresistas que quieren un cambio real”. “Pero si seguimos unidos, a esta Revolución no la para nada ni nadie”, afirmó.

Correa señaló que el país está cambiando para siempre y podrá dar un salto cualitativo importante, sin embargo, ejemplificó que como parte de la campaña mediática en las últimas semanas se han publicado artículos en medios internacionales que comparan la situación en Ecuador con la de Grecia. “Todo ese ataque tenemos a nivel internacional”, enfatizó.

Refirió que el proyecto de ley (de Redistribución de la Riqueza o Ley de Herencias), que ordenó retirar de forma temporal para abrir un Diálogo Nacional por la Equidad y la Justicia Social, es para cambiar al país y hacerlo más justo y equitativo, y se preguntó cómo lograr aquello “si no hacemos leyes para que los más ricos paguen más para los que nada tienen”, en una sociedad demasiado injusta que produce y reproduce inequidades desde la cuna.

“No defendemos nuestros bolsillos, ni intereses de grupo, los estamos defendiendo a ustedes, a las grandes mayorías”, indicó.

Un año difícil económicamente, pero el país no lo ha sentido

El presidente Correa expuso que este año 2015 ha sido especialmente difícil por las circunstancias económicas que ha enfrentado el país con la caída de los precios petróleo y la apreciación del dólar, y pese a ello el país no lo ha sentido.

“Los mediocres, los que nunca han hecho nada, ahora nos dicen que por las malas políticas del gobierno”, señaló al comentar que Chile acaba de reducir su tasa de crecimiento a la mitad, con menos problemas que Ecuador porque se le derrumbó el precio del cobre, pero tiene moneda nacional, como no le ocurre a Ecuador que importó la política monetaria de Estados Unidos, que está apreciando su moneda.

“Cualquier estudiante de economía sabe que si se derrumba el precio del principal producto de exportación, hay que depreciar la moneda para evitar que se importe más, y por el contrario exportar más; al depreciarse la moneda se encarecen las importaciones y se abaratan las exportaciones”, explicó en tono didáctico.

El mandatario indicó que desde el gobierno han sido “ingeniosos, muy creativos, muy innovadores”, a tal punto que frente a la gravedad de la situación, el país no ha sentido prácticamente los tiempos difíciles.

“La obra pública no ha parado, no ha habido proyecto estratégico que se haya detenido, no nos hemos atrasado un día en sueldos y salarios de servidores públicos, policías, militares, médicos, las pensiones de nuestros jubilados, las asignaciones a gobiernos locales”, enumeró.

Apuntó que el presupuesto se planificó a 79 dólares el barril del petróleo y en función de ello se da un porcentaje a municipios y prefecturas, y pese a que el precio está a unos 40 dólares, todo el costo lo ha asumido el gobierno central y no se ha reducido “un solo centavo” de las asignaciones a los gobiernos locales.

También instó a los ecuatorianos a cuidar a la Revolución Ciudadana y las obras que se han construido en los últimos ocho años a favor de las mayorías, frente a “los mediocres de siempre” que tratan de aprovechar la oportunidad para hacerle daño al gobierno y ante cada paso provocan un conflicto.

 

El Telegrafo


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *